domingo, 19 de febrero de 2012

Luuanda

Luuanda

José Luandino Vieira
Sol de Ícaro, 2011
126 pp

Un libro modesto como las historias que cuenta, como los personajes que las animan. Esto es Luuanda, la sucesión de tres relatos cortos de José Luandino Vieira que tienen como escenario la capital de Angola...



José Luandino Vieira
Sol de Ícaro, 2011
126 pp





Un libro modesto como las historias que cuenta, como los personajes que las animan. Esto es Luuanda, la sucesión de tres relatos cortos de José Luandino Vieira que tienen como escenario la capital de Angola.

¿Y cómo es la capital de Angola? Pues, casi no es. Y no es, porque para un angoleño queda sumida en la pura cotidianidad. Es lo que hay y el lugar donde transcurre la vida. Algo en lo que tan siquiera se repara, porque lo que llama la atención son los acontecimientos.

Y los acontecimientos están contenidos en tres historias, que el autor llama ‘estorias’ porque así es como habla la gente. Y lo que él cuenta, de tal modo forma parte de la piel de estas personas que protagonizan el relato, que solo pueden expresarse como se expresan ellas.

Luuanda es, por supuesto, una ‘declinación’ de Luanda y un indicador de que estamos en el plano de la ficción. ¿Hace falta avisarlo? Pues, de alguna manera, sí hace falta para que el lector sintonice desde el principio con el discurrir de unas vidas inventadas, pero tan pegadas a la realidad que podrían ser reales. El título avisa de que el texto, se separa, se desliza por encima de la realidad.

No son amables las ‘estorias’ que cuenta José Luandino Vieira. Pero son entrañables de puro directas, por lo inmediatos que hacen sentir a los personajes y por el afecto que despiertan sus miserias. No es nada fácil la vida en Luanda, cuando todavía Angola forma parte del mapa ampliado de Portugal. Y no aparece fácil, a la mirada del lector, porque José Luandino fija la atención en las barriadas pobres donde la vida transcurre a salto de mata y donde las personas se agarran a un clavo ardiendo para seguir en pie.

Pero no es un drama exactamente lo que nos trae el Luandino Vieira. Más bien al contrario, pues la adversidad da pie a forzar la inteligencia, la del autor, la de los personajes y la del lector que si no anda listo, por ejemplo en algunas de las páginas de la ‘historia del ladrón y el papagayo’, pierde pie y no caza las medias palabras, las intenciones y las maldades puestas de refilón en la escena para que las cace el buen entendedor.

Un recuerdo a la maliciosa prosa de Quevedo se abre paso en este libro, humilde solo en apariencia. Y puede hacerlo porque José Luandino Vieira es un escritor tan desconocido para el gran público como reconocido en el mundo de la literatura. Un escritor angoleño cargado de premios y sobresaliente en el entorno de las letras portuguesas.

Háganme el favor y lean esta frase con cuidado:
“Así como, a veces, por donde el sol se zambulle en el mar, una pequeña y gruesa nube negra aparece para recorrer el cielo azul y, en la carrera, empieza a hacerse grande, a extender los brazos por todas partes, esos brazos que se convierten en otros brazos y ésos aún en otros más finos, y no tan negros, y todo ese apresurado caminar de la nube en el cielo parece el espeso ramaje lleno de hojas de una ‘mulemba’, con barba y todo, con las hojas de muchos colores, algunas secas con el colorido que el sol les da y al final, ya nadie sabe cómo nacieron, donde empezaron, donde acabaron esas locas hijas de la nube corriendo sobre la ciudad, dejando ir el agua pesada y caliente que traían, riendo con  largos y tuertos relámpagos, hablando con la voz grave de sus truenos, así, en esta tarde tranquila, empezó la confusión.”

Ni un solo punto, ni seguido ni aparte. Puro sentido común. Puro sentido. Poesía elemental y a ras de suelo. Simple y compleja, a la vez, de puro natural.

Es difícil reparar en Luuanda, publicado, además, por una pequeñísima editorial. Pero merece la pena hacerle un hueco entre otros libros con mayor presencia, para acercarse a Angola y para asomarse a estas ‘estorias’ trazadas con nervio, con humor también, con ternura y con mucha inteligencia.

1 comentario:

Unknown dijo...

Hola, Miguel. Excelente post; José Luandino Vieira es, en definitiva, un gran escritor. Una pregunta, ¿este libro trae notas del traductor?. Me interesa porque en el libro original el autor usa notas para aquellas palabras muy propias de la cultura angoleña y quisiera saber qué hizo el traductor; si utilizó notas de traductor para explicar. Aún no he podido adquirir la versión en español pero me da mucha curiosidad. Espero puedas responder. Saludos.